PREGUNTAS FRECUENTES

Interpretación:

 

¿Cómo defino el tipo de interpretación que requiero?

Depende mucho del número de participantes, el recinto, la duración del evento, los idiomas que se vayan a manejar y el conocimiento que la audiencia tenga del idioma del orador/presentador. Al solicitar su cotización, trate de dar el mayor número de detalles posibles para que su agente le ayude a definir el tipo de interpretación que mejor responde a sus necesidades.

 

¿Cómo sé cuántos intérpretes requiero para mi evento?

Si el evento dura menos de una hora y se requiere de interpretación simultánea, un intérprete puede cubrir el evento.

Cuando el evento requiere de interpretación simultánea y este durará desde una hora y media hasta 8 horas, dos intérpretes pueden cubrir el evento.

Cuando el evento requiera de interpretación simultánea y este exceda las 8 horas de trabajo, hay considerar el pago de horas extras del intérprete o bien contratar a tres intérpretes.

 

¿Cuál es el mejor tipo de interpretación para una reunión de negocios?

Si la reunión se lleva a cabo en dos idiomas y sólo uno de los asistentes no es bilingüe, la mejor interpretación es “al oído”. Requerirá de un intérprete si la reunión sólo dura un par de horas y dos o más intérpretes cuando la reunión se extienda por más horas.

Si la reunión se lleva a cabo en dos idiomas, pero no todos los participantes manejan ambos idiomas por igual, la mejor solución es la interpretación simultánea. Si el grupo es pequeño (15 a 20 personas) y el lugar también, la mejor solución es el dispositivo de interpretación portátil llamado “body pack”. Si el grupo es mayor y también el recinto, la mejor solución es la cabina. Si el evento sólo dura una hora, un solo intérprete puede cubrirlo. El número de intérpretes aumenta con la duración del evento.

 

¿Nuestro evento se llevará a cabo en varios idiomas, qué tipo de interpretación necesitamos?

La mejor interpretación para un evento multilingüe es la simultánea, con tantas cabinas y canales como idiomas se vayan a manejar.

 

¿Qué tipo de interpretación me recomiendan para una rueda de prensa o una entrevista con medios de comunicación?

La interpretación consecutiva es la mejor opción, ya que al tomar notas, el intérprete permite que las preguntas y respuestas se escuchen en ambos idiomas, para el gran deleite de las personas que sí son bilingües. Además de que es un método sumamente elegante que deja impresionado al cliente y a todo aquel que la presencie.  

 

¿Qué tipo de interpretación me recomiendan para una mesa redonda?

Cuando se organiza una mesa redonda es importante asegurarse de que el intérprete cuente con el apoyo de un buen sistema de sonido para realizar su trabajo, ya que el escuchar al ponente sin ningún tipo de auxilio dificultará su trabajo, sobretodo si varias personas de la mesa redonda van a hablar al mismo tiempo. Debido a que el intérprete debe salirse de cabina, es importante que este cuente con el auxilio de un body pack o bien que se opte por la interpretación consecutiva, teniendo en cuenta que esta prolongará el tiempo de la actividad, para que el intérprete pueda escuchar nítidamente el mensaje del ponente y haga su interpretación debidamente.  

 

¿Qué tipo de interpretación me recomiendan para una auditoría, visita en fábrica o visita oficial?

La interpretación de acompañamiento consiste en tener a un intérprete a cargo de una persona o delegación. Dependiendo de las circunstancias, el intérprete puede alternar los diferentes tipos de interpretación (consecutiva, al oído) para resolver las necesidades de comunicación del momento.

Es posible que un dispositivo de interpretación portátil llamado “body pack” sea usado en ciertas visitas a plantas u auditorías, todo depende del número de personas y de las condiciones del lugar. También es posible que se requiera de dos intérpretes si el evento es prologado.   

 

¿Por qué los intérpretes necesitan materiales de presentación antes del evento, me preocupa entregarlos pues estos son confidenciales?

No se puede interpretar lo que no se sabe y el éxito del evento radica en qué tan bien preparado está el intérprete. Debido a que ningún evento es igual a otro —por mucho que sean de la misma rama o disciplina— el intérprete necesita conocer el tema específico para estudiarlo y poder familiarizarse con la terminología, los nombres, los autores, las citas y todo aquello que hace que una presentación sea diferente a las demás. En este sentido, las presentaciones de los ponentes son de mucha ayuda, gracias a ellas, el intérprete sabrá qué preguntas necesita hacerle al ponente antes de su intervención (algún acrónimo, alguna fórmula, algún término en específico) y así lograr una compenetración total con el tema, que se reflejará en el total entendimiento del público y en el rotundo éxito del evento.   

La confidencialidad de toda información que se maneja en una interpretación es parte de la ética de un intérprete profesional. Además, todos nuestros intérpretes han firmado un contrato de confidencialidad en el que se comprometen a no divulgar ningún tipo de información y/o materiales de nuestros clientes. Si desean aún mayor confidencialidad, pueden pensar en hacernos llegar la información desde alguna fuente (página internet, copias impresas, CD, PDF con contraseña para su edición) y/o solicitarnos la devolución/destrucción de los materiales al final del evento.

 

¿Cómo eligen a los intérpretes?

Todos nuestros intérpretes han recibido una formación en interpretación de conferencias de las mejores escuelas de México y el mundo. Todos ellos tienen más de 4 años de experiencia y gozan de muy buena reputación en el medio gracias a su profesionalismo y óptimo desempeño. De este pool de intérpretes elegimos al que mejor maneja el tema de su evento. Es por eso que es importante que conozcamos el tema específico que van a manejar para poder seleccionar al intérprete adecuado. 

 

¿Es posible entrevistarse con los intérpretes antes del evento?

Hemos seleccionado a los mejores intérpretes para que su evento sea todo un éxito. Toda nuestra plantilla ha sido formada en las escuelas más reconocidas, tienen varios años de experiencia y gozan de muy buena reputación en el medio.

Si a pesar de esta información usted siente la necesidad de entrevistarse con el(los) intérprete(s) que cubrirán su evento, tendrá que considerar el pago de medio día de tarifa, ya que, al ser trabajadores independientes, nuestros intérpretes no podrán atender a otros clientes mientras se entrevistan con usted. Por supuesto que podemos organizar una entrevista telefónica o por skype con nuestros intérpretes en un horario que convenga a todos y sin costo alguno. 

     

¿Por qué un intérprete no puede trabajar solo todo el día, yo he escuchado/visto que en otros lugares sí lo hacen?

Es una cuestión de salud laboral. La interpretación es una actividad meramente cerebral que requiere de mucha concentración y un gran esfuerzo. Además se manejan altos niveles de estrés. Para que este esfuerzo sea realizado con la mejor calidad posible, no es conveniente que el intérprete trabaje más de una hora sólo pues necesita dejar descansar su cerebro por un lapso de tiempo. Por esta razón, cuando el evento dura más de una hora, los interpretes trabajan en binomio y se relevan cada 30 minutos.

Cuando esta condición no se observa, el intérprete puede estar expuesto a problemas graves de salud como: híper estrés, fatiga acumulada, híper acucia, problemas en los riñones, problemas de espalda por estar sentados tanto tiempo, etc.   

 

Traducción:

 

¿Cuánto tarda una traducción?

Los puntos a considerar para cada texto a traducir son, principalmente: la lengua meta, el tipo de texto, el volumen de palabras y el formato de entrega.

Aunque cada traductor sea un profesional en sus lenguas de trabajo y en sus temas, la búsqueda de referentes y la investigación en cada idioma pueden llevar más o menos tiempo, según los recursos existentes en cada lengua, que pueden verse delimitados por aspectos culturales, tecnológicos o de divulgación. Ejemplo: no lleva el mismo tiempo de investigación ni de resignificación traducir la serie Friends del inglés al español, que traducir un artículo sobre los últimos avances en el estudio del cáncer de mama del alemán al swahili.

El volumen es parte clave de este trabajo. Traducir a un ritmo promedio de 2500 a 3000 palabras por día (según el tipo de texto) es lo recomendable para entregar un texto de calidad, bien investigado y revisado por un solo traductor. Ahora bien, este promedio puede reducir si el texto es mucho más complejo. Un texto puede ser complejo porque su redacción no es clara o bien porque el tema es altamente especializado. En el caso de textos con volumenes mayores al ritmo promedio y con carácter de urgente, será necesario que más de un traductor lo haga y que al final pase por un filtro de revisión antes de entregarlo al cliente.

El formato de entrega también es determinante en el tiempo de entrega, sobre todo, si el texto lleva tablas, gráficos, figuras, etc. Por esta razón, se recomienda ampliamente que el material que el cliente proporcione sea 100% editable, así se respeta el formato en su mayor medida, el tiempo de edición no es demasiado y los costos no se elevan. Hay ocasiones en que el formato debe conservarse y el material, que no es editable, tiene diseños tan específicos que es necesario volverlos a elaborar en la traducción para que sean exactos. En este caso, el tiempo que lleva terminar el texto aumenta y el costo del diseñador debe ser cubierto por el cliente.

La mejor recomendación que podemos darle a nuestros clientes es calcular un tiempo de entrega basándose en el ritmo promedio de 2500 a 3000 palabras. En especial cuando se trata de grandes volúmenes de traducción. Lo más recomendable es siempre proporcionar el número exacto de palabras y un pequeño ejemplo del texto para que desde un principio el traductor dé un aproximado lo más preciso posible del tiempo que llevará realizar la traducción.

 

¿Por qué la traducción de un texto tarda más que la de otro aunque sea más corta?

Suele suceder que los clientes se pregunten por qué un texto de 5000 palabras encargado con anterioridad llevó menos tiempo que un nuevo texto que sólo contiene 2500. La respuesta es muy sencilla: el tipo de texto requerido. Cada texto, según su tipología, lleva un tiempo de investigación léxica o fraseológica distinto. Tal vez, el texto de 5000 palabras era un manual de Recursos Humanos, pero el de 2500 es un contrato de compra-venta.

 

Pero cualquiera que hable algún idioma extranjero puede traducir, ¿o no?

Esto es un mito. La traducción es una profesión que lleva años de estudio, una licenciatura y capacitación continua. Poder transmitir un mensaje de una lengua a otra no sólo conlleva estudios gramaticales y alcanzar un nivel avanzado de cualquier idioma. Se necesita comprensión profunda de la sintaxis, la semántica, la ortografía, la semiótica, la estilística, el funcionamiento de la lengua origen y de la lengua meta,  así como el conocimiento del tema que se está traduciendo. Para que una traducción se considere terminada y de calidad pasa por procesos propios de la traducción, revisión, corrección de estilo y lectura final, por lo tanto, aquel que no tenga un entrenamiento para realizar todo lo anterior no puede llamar traducción a su producto final.

 

¿Y Google Translate?

La traducción automática puede parecer una gran herramienta, pero no lo es. Google Translate se basa en una memoria no revisada y sin contexto que básicamente cualquiera puede alimentar, sin importar si la traducción sugerida sirve o no y para qué contextos. Carece de gramaticalidad y en muchas ocasiones la sintaxis no es la mejor; de igual modo algunos textos que produce son básicamente ininteligibles.  El texto y la esencia del mensaje suelen tergiversarse, no resulta natural, hay errores de puntuación y el estilo es deficiente. Usar Google puede ayudar a entender un contenido sencillo, pero las traducciones no son publicables y usarlas en un contexto empresarial o profesional deja mucho que desear. Hay una gran diferencia entre recibir el diagnóstico de un especialista que nos dará el tratamiento adecuado y buscar nuestros síntomas en el buscador de Google esperando que nos dé una receta.

 

¿Los traductores pueden trabajar todos los temas?

El traductor, además de ser un especialista en las lenguas que domina, es un especialista en su tema. Por lo tanto, un traductor no puede traducir de lo que no sabe. Saberlo todo de todos los temas es una tarea imposible, en ninguna profesión se logra, y la traducción no es la excepción. Hay traductores especializados en diferentes áreas con diferentes habilidades en cuanto a su estilo, redacción y fraseología. Ahí radica la importancia de contratar a un profesional, no sólo en traducción, sino en su campo de trabajo. Por ejemplo, un traductor de ingeniería automotriz puede ser el mejor en su ramo, pero si le insisten en hacer una nueva versión de Romeo y Julieta, seguramente producirá un texto bien investigado, pero con el romanticismo y la métrica de un manual de Toyota. Para más información, consulte los diferentes tipos de texto aquí. 

ACCIÓN LINGÜÍSTICA

Bridging the cultural divide!

© 2023 por Marca Registrada.
Creado con Wix.com

Ave. Diagonal de San Antonio, Piedad Narvarte, CDMX

info@acling.com

  • skype
  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now